Si las aventuras son lo tuyo, y la naturaleza no te deja de asombrar aquí tienes otro motivo para que no cambies de parecer: el parque Xel-Há.

Esta maravilla de la naturaleza se encuentra en México, en el estado de Quintana Roo, el en grandioso corazón de la Riviera Maya, exactamente a una distancia de 122 km al sur de Cancún, y aproximadamente 13 km hacia el norte de la  zona arqueológica de Tulum.

Esta magnifico regalo de la naturaleza posee caletas y cenotes en la que el agua que fluye de forma subterránea desde la península de Yucatán, se fusiona con el Mar Caribe, lo que crea un ambiente con las condiciones perfectas para la coexistencia de múltiples especies acuáticas de agua dulce, lo que le confiere una similitud con un acuario, en pocas palabras… un acuario natural.

Es primordial conocer que este fue el asentamiento de los Mayas durante la época prehispánica, permitiendo adicionar a su sustento actividades portuarias, siendo Xel-Há: maravilla entre lo misterioso y lo enigmático, el punto costero con el mayor porcentaje de asentamiento de la zona. Su nombre proviene de la lengua Maya, y significa “donde nace el agua”.

Luego cuando comenzaron a arribar los españoles en aquel mágico lugar, provocaron desconfianza en los habitantes, por lo que decidieron buscar refugio hacia la zona del sur de la península, en regiones no colonizadas. Según el análisis de los historiadores el lugar ya había sido abandonado en su totalidad durante las primeras décadas del siglo XVI.

En la época actual, el 16 de noviembre de 1994 se realizó una concesión de los terrenos donde se encuentra Xel-Há,  por parte del gobierno a un conjunto de socios, los cuales iniciaron programas que contaran con un turismo sustentable que no incrementara e inclusive revirtiera el daño ecológico al que estaba expuesto este lugar.

La mayor atracción del parque ambiental de Xel-Há es sin lugar a dudas su maravilloso conjunto de caletas y cenotes, lugar donde se da de forma simultánea la entrada de agua marina hacia el continente y canales de agua dulce que desembocan allí mismo.

Aquí podrás observar y disfrutar de la compañía de aproximadamente 70 especímenes acuáticos, entre ellos el pez lora, el pargo, chopa, rubia. En una que otra ocasión tendrás la fortuna de observar impresionantes rayas.

Otro de sus atractivos turísticos es que te ofrecen la oportunidad de realizar en la caleta, múltiples deportes acuáticos como el buceo, snorkel y también snuba, para que admires por un instante las maravillas que nos ofrece Xel-Há: maravilla entre lo misterioso y lo enigmático.

Con la ayuda de instructores profesionales podrás realizar cualquiera de estos deportes, y así maravillarte observando la convivencia entre manatíes, delfines y otras especies.

Como has visto existen diversos atractivos turísticos, pero hace un tiempo se está realizando una actividad innovadora, el “Sea Trek” o “caminata submarina”, donde te puedes sumergir en profundidades de 5 a 7 metros aproximadamente, con un casco que te permitirá una excelente visibilidad y te aportará el oxígeno suficiente para admirar con detalles este ecosistema.