Holbox es una isla ubicada en el extremo norte de la Península de Yucatán, un lugar paradisíaco en donde se puede experimentar la naturaleza casi virgen, flora y fauna salvaje, increíbles paisajes naturales y playas hermosas de agua cálida y arenas blancas.

La isla Holbox tiene una extensión aproximada de 43 Km. de largo y 2 Km. de ancho y se encuentra dentro de la reserva ecológica “Yum Balam“. Es un lugar casi virgen que todavía no está explotado, pero posee increíbles cualidades naturales y zonales para ser un destino turístico de renombre de nivel mundial.

No hay duda de que Holbox es un diamante bruto celosamente guardado por México.

Por ahora es un destino ideal para quienes buscan relax y tranquilidad, disfrutando de los increíbles dotes naturales y paisajes que ofrece la zona.

La isla está separada de la tierra firme por la Laguna Yalahau, en donde abundan manglares y pequeñas islas. A la orillas de la laguna se encuentra el manantial en donde brotan agua que alimenta a la laguna. En la laguna y sus alrededores podemos encontrar toda clase de animales, pájaros y peces: podemos observar flamencos rosas, garzas, pelícanos, golondrinas del mar, iguanas, delfines, tiburones ballena, mantas, tortugas..

Al norte de la isla Holbox podemos encontrar con paradisíacas playas que se extiende unos 34 Km. de largo, playas de arenas blancas tapizadas con conchas marinas acompañados de aguas tranquilas y cálidas.

En la isla hay un pequeño pueblo, la mayoría se dedican a la pesca y al mar. Son gente sencilla, alegre y amable. En los restaurantes del pueblo podemos deleitar de los sabrosos y frescos frutos del mar como langostas y mariscos.

Holbox todavía no posee una gran infraestructura hotelera y son contados los hoteles que ofrecen. Pero es un lugar que vale la pena conocer.